La Paz, Bolivia

Ciudad de cielos

THE NOMAD ACHIVES

 

Escrito por: Inés Magaña

Ahí estaba de nuevo el pitido constante dentro de mi cabeza, neutralizando. 

El tipo de pitido que ponen en las películas cuando alguien está sofocado, 

parecido al que hace la máquina del hospital cuando deja de latir el corazón. 

SÍ, ya localizaste el sonido.

 

¿Has notado cómo se acorta la distancia entre cielo y tierra cuando estás en la montaña? 

Ellas son la escalera a la luna, y los que descubren esta verdad no pueden evitar sentirse atraídos a su centro de gravedad, a la Vía Láctea ahí clarita en el cielo, a la delicia de calentar tus manos en el fuego y cocinar la cena lento, pasar a otro ritmo, olvidarse de la inmediatez.

Me decido a comprar un vuelo a La Paz, 

ciudad especial por superar 3500msnm 

y por las maravillas naturales que la rodean. 

Todo Bolivia es un destino para senderistas, 

nada brilla más que sus cumbres.

La noche aquí es inolvidable; las estrellas tan marcadas y definidas, los picos iluminados por la luna, la laguna reflejando esos picos y el campamento de alpinistas que platican entre ellos hacen un ambiente para no olvidar. Paso dos noches en este espacio, por suerte una de esas noches logro encajar mis dientes en una deliciosa trucha recién pescada de la laguna Chiarkota, sin duda el mejor platillo de todo el viaje.

El treking continúa subiendo por una de las laderas hasta llegar a un primer “paso”, que es un punto donde te encuentras entre dos cerros o cordilleras, después se baja a otro valle para después volver a subir a un segundo paso y empezar a descender más de 1200 metros durante las próximas seis horas, al finalizar la caminata alcanzo otro lago y decido que es un buen lugar para pasar la noche.

 

El último día bajo aún más durante dos horas hasta llegar a un pequeño pueblo de no más de 300 personas donde una combi me regresará al caos natural de la ciudad, preferiría quedarme entre estos rincones escarpados.

El siguiente destino de mi viaje es Copacabana, donde la mezcla de religión y tradición es visible. Bolivia es un país virgen, auténtico, poco occidentalizado y con una frescura que se agradece. Copacabana es el pueblo más importante alrededor del lago Titicaca y es famosa por tres motivos: La Virgen, la Piedra del Sapo, y el bautizo de los carros.

La Virgen tiene su santuario, donde casi me roban la cartera. La Piedra del Sapo es interesante por ser el lugar donde los bolivianos van a buscar suerte y abundancia en el año. Según la tradición andina el sapo es el animal de la abundancia, además, junto a la piedra hay chamanes que hacen algunos rezos para garantizarte suerte, protección, dinero, amor, y todo lo que se te ocurra. El rito consiste en hacer tronar unos cohetes, luego bendecir una cerveza, tomarte dos vasos, aventar medio vaso a la piedra del sapo, y después rociarte cerveza en tus manos y decir "¡suerte!" en voz alta, el chamán luego pronuncia oraciones y bendice algunos objetos como pacas de dinero de monopoly, carros de juguete y casitas pequeñas de plástico.

Por último, el bautizo de los carros en Copacabana. En este ritual se bendice y se adorna el carro para que siempre tengas protección de la Virgen mientras manejas. Lo interesante es ver a todas las familias que van desde Perú para formar parte de este rito y como es para ellos algo tan importante y necesario, pues se llegan a gastar más de 20 dólares sólo por la bendición.

Disfruto de mi última noche nadando hasta tarde antes de volver a La Paz y de ahí a casa, con el alma por fin ligera.

  • Facebook
  • Vimeo - Gris Círculo
  • Pinterest
  • Instagram

Archives N.019

Explora más historias

NOSOTROS BESTIAS
GREAT ICELAND
MOUNTAIN
RETRATO DE LA HABANA
ANTIGUO MUNDO

©2019